Our Latest SEO & Marketing Articles

7 rutas accesibles en Asturias para disfrutar de su naturaleza

Los paisajes de Asturias deberían poder ser disfrutados por toda persona que la visite. Por ello, existen a lo largo y ancho de la región varios senderos que atraviesan sus frondosos bosques y parajes naturales y que son perfectamente realizables por cualquiera. Son rutas adaptadas, con altos grados de accesibilidad, que permiten a los corazones aventureros adentrarse en algunos de los parques y paisajes más visitados de Asturias y disfrutar así de una de las formas más populares de hacer turismo en la región norteña: el turismo activo. Y es que Asturias puede sentirse y vivirse de muchos modos.

Parque Natural de Ponga

La ruta se desarrolla en Beleño y lleva al Collado de Bedules, Ponga. El sendero accesible tiene suelo de madera y cuenta con una longitud de 500 metros. Además, a lo largo del sendero se pueden encontrar dos miradores que están adaptados para lectura Braille.

Los bosques suponen hasta un 70% de la cubierta vegetal del Parque Natural. En ellos, destacan especialmente las hayas debido a la gran humedad de la zona. Por otro lado, también son comunes las peñas rocosas cubiertas por matorrales; así como numerosos cañones y desfiladeros. ¡Sin duda es un paisaje que merece la pena conocer!

Hayedo.

Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa

El sendero denominado ‘Hayedo de Montegrande’ se desarrolla entre las poblaciones de Teverga y Quirós. Esta ruta cuenta con 450 metros de suelo de madera y con un mirador adaptado para lectura Braille.

Los hayedos vuelven a ocupar un papel protagonista en el Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa. Suelen localizarse en las laderas situadas en umbría y monopolizan el paisaje boscoso. Además, esta zona da cobijo a uno de los animales más emblemáticos de la región: el oso.

Parque Natural de Redes

El sendero ‘Mirando al Cuyargayos’ transcurre entre Campiellos y Rioseco. Cuenta con un camino accesible de 696 metros de longitud, siendo un tramo de 320 metros de suelo de madera y otro tramo de 376 metros de suelo de aripa. Asimismo, el sendero dispone de un mirador adaptado para lectura Braille.

Reserva Natural Integral de Muniellos

La ruta del ‘Bosque de la Ribera’, en la Reserva Natural Integral de Muniellos, cuenta con un sendero accesible de suelo de madera de unos 600 metros y tres paneles adaptados para lectura Braille. No obstante, si te decides por esta ruta, recuerda solicitar primero autorización a la Dirección General de Biodiversidad y Paisaje del Principado de Asturias.

¿Y qué encontrarás en esta senda? El camino discurre por un bosque de ribera en el que son frecuentes fresnos, arces, abedules, olmos de montaña, tilos, sauces e incluso algún haya o roble. Es tremendamente salvaje, con escasas evidencias de actividad humana. En cuanto a la fauna, numerosas especies habitan en la reserva, como la lavandera, el mirlo acuático o la nutria.

Parque Natural de las Fuentes del Narcea

La ruta ‘Minas de Oro del Corralín’ transcurre por Sisterna, en el concejo de Ibias. Tiene disponible un sendero accesible de 900 metros de longitud, con un tramo de 300 metros de suelo de madera y otro de 600 metros de suelo de aripa. También cuenta con un mirador adaptado para lectura Braille.

Destacan en este paraje los castañedos destinados a aprovechamiento maderero, pero también pueden encontrarse ejemplares añosos de gran porte y tronco hueco.

El paisaje del Parque Natural de Redes es principalmente forestal, suponiendo los bosques de castaño casi un 35% del territorio del Parque. Además, Redes alberga entre sus hayedos a gran parte de la población de urogallos que aún queda en Asturias.

Ruta entorno al Río Tablizas:

Por otro lado, también en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, se encuentra una ruta con un tramo accesible para cualquier persona. Se trata de la ruta del entorno del Río Tablizas, declarado Reserva de la Biosfera en 2003.

Nada menos que 8,5 kilómetros de ruta accesible separan Moal del Centro de Visitantes de Tablizas. Tiene una dificultad baja, ya que apenas hay desnivel. No obstante, debe tenerse cuidado, ya que desde el Centro de Visitantes de Tablizas parte otra ruta que se adentra por el Bosque de Muniellos y que resulta inaccesible.

En el Parque Natural de Fuentes de Narcea, la espectacular belleza del paisaje va cambiando: de estar marcado por el río Narcea a los valles y sierras con una frondosa masa arbórea. En cuanto a la fauna, el oso pardo cantábrico, el lobo, el corzo, el rebeco y el urogallo encuentran aquí su hogar.

Camín Real de la Mesa

La Senda del Oso puede que sea una de las rutas más conocidas de todo Asturias. Ya sea por su particular belleza, por ser un cómodo paseo tanto caminando como en bicicleta, como por ser el hogar de dos simpáticas osas. 

El trazado del antiguo tren minero que discurría entre Trubia, Santa Marina (Quirós) y Entrago (Teverga) cuenta ahora con 25 kilómetros de asfalto totalmente acondicionado como senda. 

Para realizar la ruta, existen aparcamientos en Tuñón, Bullera, Proaza y Entrago. En cuanto a sus accesos, la mayoría de ellos han de hacerse por rampas de pendiente media, mientras que en Tuñón y Proaza éstos se realizan a nivel. Si se opta por el acceso de Tuñón, encontrarás dos pendientes de subida y bajada. No obstante, tras ellas, el sendero resulta accesible, con pendientes muy ligeras y tramos mayoritariamente llanos, hasta el kilómetro 10,5 (bifurcación hacia Teverga o Quirós).

¿Preparado para la aventura? ¡Asturias te está esperando!

Abrir chat