Del 5 al 11 de diciembre ofrecemos todos los días nuestra actividad de buggies.
Información y reservas 985849261
Del 5 al 11 de diciembre ofrecemos todos los días nuestra actividad de buggies. Información y reservas 985849261

Our Latest SEO & Marketing Articles

Cómo iniciarse en la espeleología

Si eres de las personas que siempre tratan de explorarlo todo, que nunca dejan un rincón sin revisar, una colina sin subir, una calle sin pisar, una cueva sin entrar… ¡Enhorabuena! Cumples el requisito principal para iniciarte en la espeleología: la curiosidad. ¿No sabes en qué consiste esta disciplina? La espeleología es una actividad totalmente apasionante que combina el deporte de aventura con la exploración de cuevas y cavidades subterráneas en busca de extrañas formaciones, flora y fauna, en muchos de los casos, inexploradas por el ser humano. Suena interesante, ¿no?

En los últimos años, se ha convertido en un deporte en auge entre los más aventureros. Y es que ofrece una combinación a la que es muy difícil resistirse. Tiene un poquito de escalada, otro poquito de senderismo y montañismo, otro poquito de barranquismo ¡e incluso de submarinismo o rafting! Una vez te calces el traje de explorador, comienza lo inesperado. Tendrás que trepar paredes, cruzar por pozos y ríos subterráneos… Y, ¿quién sabe qué más encontrarás ahí abajo? Sin duda, es una experiencia única y emocionante de la que es muy fácil enamorarse perdidamente.

Existen infinidad de rutas de espeleología en el mundo y de lo más variadas. Las hay de todos los niveles de dificultad: cavidades pareciera imposibles para quienes son unos expertos en la disciplina y otras más sencillas y asumibles para quienes quieran adentrarse en ella por primera vez. Y es que la espeleología no deja de ser una actividad para la que se requiere técnica y que implica enfrentarse a riesgos. ¡No te olvides de que estás bajo tierra! No obstante, prácticamente todo el mundo puede probar la experiencia siguiendo ciertas normas, acudiendo con la equipación adecuada y confiando en profesionales.

Consejos básicos para principiantes en espeleología

¿Quieres saber qué necesitas para adentrarte en lo desconocido a través de la espeleología? Aquí te dejamos algunos consejos para que la primera vez que pongas en práctica la actividad salga todo a la perfección.

  • Lleva contigo el equipamiento adecuado. Ten presente que la espeleología se realiza en cuevas y cavidades subterráneas en las que hay poca luz, poco espacio y muchas rocas, piedras y otros elementos resbaladizos o puntiagudos. Para evitar que esta combinación te arruine la diversión, asegúrate de llevar contigo casco, calzado resistente, con buena suela y a ser posible impermeable, rodilleras, coderas, ropa de abrigo apta para la actividad (las cuevas son lugares fríos y húmedos)… Y todo lo necesario para vivir la experiencia en un entorno de seguridad. ¡Importante! Nunca está de más llevar un pequeño botiquín por si pudiese hacer falta, así como linternas o agua.

  • Consulta el parte meteorológico siempre antes de adentrarte en una cueva. En su interior pueden haber ríos o corrientes de agua que en caso de lluvia es posible que se inunden o cubran y se conviertan en peligrosos. Si llueve, mejor deja la exploración para otro día.

  • Nunca practiques espeleología en solitario. Esta es una disciplina grupal. Adentrarse solo en una cueva puede implicar riesgos, algo que se resuelve haciéndolo en grupos de más de 4 personas. Porque 8 ojos ven más que 2, controlan más el espacio y, en caso de que haya algún problema, las 4 personas o más pueden ayudarse entre ellas o dividirse para salir y buscar socorro. Si no tienes conocidos a los que les interese la disciplina como a ti, ¡no te preocupes! Puedes apuntarte a grupos, clubes o incluso federarte. También, contratar a una empresa especializada en la actividad y que ofrezca diferentes salidas con un guía especializado.

  • No busques ir más allá de tus capacidades. La espeleología es un deporte en muchos casos bastante exigente y que reclama que siempre vayas con los ojos bien abiertos, ya que nunca se sabe lo que uno puede encontrarse en el próximo giro. Si estás comenzando en el deporte, llega hasta donde puedas y haz siempre caso al guía o líder de la expedición con el que la realices. ¡Ya llegarás más adelante la vez siguiente! La fatiga puede hacer que cometas errores y, además, nunca olvides que todo lo que avances a la ida, en la mayoría de los casos, lo tendrás que deshacer a la vuelta. ¡Y necesitarás toda tu energía!

Siempre que sigas estos pequeños pero importantes consejos, la experiencia irá de maravilla. Una vez te inicies en la espeleología, te enganchará. Y ya no habrá cueva que se resista a tu espíritu curioso. ¡Buena expedición!